Home Eco Noticias Cómo ahorrar agua durante una sequía: consejos prácticos

Cómo ahorrar agua durante una sequía: consejos prácticos

0
Cómo ahorrar agua durante una sequía: consejos prácticos

Cómo ahorrar agua durante una sequía

España está experimentando una sequía prolongada, con los embalses cada vez más vacíos, lo que nos obliga a tomar medidas para abordar esta situación.

El año pasado fue históricamente seco, con un promedio nacional de precipitaciones acumuladas desde el 1 de octubre de 2022 que representaba alrededor de un 25% menos de lo habitual para ese período, y este año la situación no parece mejorar.

En tiempos de sequía, es crucial comprender la importancia de ahorrar agua y tomar medidas para evitar su desperdicio en nuestros hogares.

La disponibilidad del agua se reduce considerablemente durante las sequías. Los niveles de agua en embalses, ríos y acuíferos descienden, lo que limita la cantidad de agua disponible para el consumo humano, la agricultura y la industria.

Por lo tanto, el ahorro de agua contribuye a conservar este recurso vital y garantizar su disponibilidad para nuestras necesidades esenciales.


Pequeños cambios en nuestros hábitos pueden marcar una gran diferencia

Según datos proporcionados, en España se gasta un promedio de 166 litros de agua por persona al día. De esta cantidad, más de 58 litros se utilizan en la ducha, 42 en el váter, 32 en la colada, 17 en la cocina y 8 en tareas de limpieza.

Por ejemplo, ducharse en lugar de bañarse puede ahorrar entre 60 y 150 litros de agua, y cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes o nos afeitamos puede ahorrar hasta 10 litros de agua por minuto.

Durante la sequía, ahorrar agua se convierte en una necesidad apremiante y también en una responsabilidad individual. Afortunadamente, existen medidas sencillas que podemos tomar en nuestros hogares para utilizar el agua de manera más eficiente, pensando en la sostenibilidad, en el bienestar presente y futuro de nuestra sociedad.

Pequeños cambios en nuestros hábitos pueden marcar una gran diferencia


Recomendaciones para ahorrar agua en el hogar

Ahorrar agua con los electrodomésticos

En la cocina, los electrodomésticos desempeñan un papel importante en el consumo de agua. Para ahorrar agua, se recomienda seguir estos consejos:

  • Utilizar el lavavajillas con la carga completa y seleccionar programas eco o de ahorro de agua. En la mayoría de los casos, no es necesario enjuagar previamente los platos, basta con quitar los restos de comida.
  • Llenar la lavadora con su capacidad máxima de carga y elegir programas de lavado cortos o económicos que utilicen la menor cantidad de agua posible en cada ciclo.
  • Al hervir agua para cocinar, utilizar solo la cantidad necesaria en lugar de llenar los recipientes por completo.
  • Verificar periódicamente si el dispensador de agua del frigorífico presenta fugas y reparar cualquier goteo de inmediato.
  • Al adquirir electrodomésticos nuevos, es recomendable elegir aquellos con mayor eficiencia energética, diseñados para consumir menos agua y energía sin comprometer su rendimiento. Además, es importante realizar un mantenimiento adecuado, limpiando los filtros de manera regular y verificando el estado de los componentes y las tuberías para evitar fugas.

Consejos para ahorrar agua en el baño

En el baño, también podemos reducir considerablemente el consumo de agua siguiendo estos consejos:

  • Intenta reducir la duración de las duchas. Una técnica efectiva es poner una canción y tratar de ajustar la duración de la ducha al tiempo que dura la canción.
  • Instala cabezales de ducha de bajo flujo, que limitan el caudal de agua sin comprometer la presión, lo que ayuda a reducir el consumo de agua.
  • Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes o te enjabonas para evitar el desperdicio de agua.
  • Considera la posibilidad de utilizar inodoros de doble descarga, que permiten elegir entre una descarga completa o parcial. Si no tienes este tipo de inodoros, puedes colocar una bolsa llena de agua en la cisterna para reducir el volumen de cada descarga.
  • Instala aireadores en los grifos, que mezclan aire con agua para simular un flujo abundante, reduciendo así el consumo de agua sin comprometer la calidad del lavado.
  • Revisa periódicamente si hay fugas de agua en grifos, inodoros o tuberías, y repáralas de inmediato. Incluso una pequeña fuga puede desperdiciar una cantidad significativa de agua.
  • Recoge el agua que se desperdicia al inicio de la ducha mientras esperas que salga caliente, y utilízala para regar las plantas o limpiar el suelo.


Recomendaciones de ahorro en el jardín o terraza

En el jardín o la terraza, también podemos contribuir al ahorro de agua con las siguientes recomendaciones:

  • Planifica el diseño del jardín eligiendo plantas autóctonas que requieran menos agua y sean resistentes a la sequía.
  • Utiliza técnicas de riego eficientes, como el riego por goteo o microaspersores, que proporcionan agua directamente a las raíces de las plantas, minimizando la evaporación.
  • Riega las plantas temprano en la mañana o al anochecer para evitar la evaporación rápida debido al calor del sol.
  • Coloca cubos debajo de los canalones o tejados para recolectar agua de lluvia y utilizarla posterior mente para regar las plantas.
  • Aplica mulching o acolchado en el suelo del jardín. Cubrirlo con material vegetal, como astillas de madera, paja o compost, ayuda a reducir la evaporación del agua y mantener la humedad, al mismo tiempo que previene el crecimiento de malezas que compiten por el agua.
  • Asegúrate de que las herramientas de riego, como boquillas o aspersores, estén en buen estado y no goteen.
  • Observa las necesidades de las plantas y ajusta el riego en consecuencia. Evita regar en exceso.
  • Considera el diseño de un jardín de bajo consumo, utilizando plantas que requieran poco o ningún riego adicional.

El ahorro de agua en una vivienda puede variar según las medidas implementadas, el tamaño de la vivienda, el número de habitantes y los hábitos de consumo.

Sin embargo, adoptar medidas eficientes puede generar un ahorro significativo y ayudar a mitigar los efectos de la sequía. Es importante convertir estas acciones en hábitos arraigados, involucrando a todos los miembros de la familia en la cultura del ahorro de agua en el hogar.

Especialmente en épocas como esta, donde este recurso tan preciado escasea, es fundamental asumir la responsabilidad individual y colectiva de conservar y utilizar el agua de manera responsable.

Valóranos

NO COMMENTS

DÉJANOS TU OPINIÓN

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cinco =

Salir de la versión móvil